sábado, 26 de septiembre de 2009

EXPLOSION EVOLUTIVA HUMANA

INTRODUCCION

Parece que se ha de suponer que el hecho de que no es necesario que el ser humano se adapte biológicamente al entorno implica que el ser humano no evolucionara, suposición por otro lado errónea.

Cuando se observa la continua lucha del guepardo con la gacela se percibe intuitivamente la presión evolutiva en ambas especies, tanto el guepardo como la gacela parecen estar condenados de antemano en un juego que les harán evolucionar para mejorar sus habilidades de caza o de escape. Por contra, el ser humano al carecer de una presión evolutiva tan evidente por el dominio de la tecnología, la medicina y el estado del bienestar, debe de suponerse que no variara tanto como el guepardo. El ser humano por tanto se concluiría erróneamente que permanecería prácticamente inalterado, o evolucionaría de acuerdo a algunas presiones ambientales como las de tipo social.

MUTACIONES

El código genético de los organismos muta continuamente, de modo que sobre la siguiente generación existe una tasa de mutabilidad. Las mutaciones pueden expresarse fenotipicamente de las formas más variopintas.

EL GUEPARDO




Para el guepardo relativamente pocos cambios supondrán una ventaja a la anterior situación, pues la presión del entorno es grande y hará insoportables la mayor de las alteraciones genéticas, es decir tendrá un coeficiente de censura elevado. Por tanto es de esperar que el guepardo evolucione de acuerdo a un vector o un conjunto limitado de vectores. De modo que la tasa de mutabilidad inicial se filtrará para dar una tasa de variabilidad mucho menor.

Tasa de variabilidad = Tasa de mutabilidad x (1 - coeficiente de censura)


EL SER HUMANO

En el ser humano existe una tasa de mutabilidad, no obstante y debido a motivos como los ya expuestos la el coeficiente de censura es relativamente baja de forma que la tasa de variabilidad  es superior al que experimentan otros organismo. El conjunto de los vectores evolutivos es mucho mas elevado que en caso del guepardo. Estamos ante una situación de explosión evolutiva, que conducirá a un acumulamiento progresivo de fenotipos indeseados en el ser humano.


2 comentarios:

Raus dijo...

Hola, Íñigo. Felicidades por tu blog. Como te dije, empleas un nivel matemático que me queda grande, y eso impide que me prodigue en comentarios, pero haré lo que pueda, porque son temas muy interesantes.

Sobre este problema escribí algo en el blog de Punset. Al respecto reina una gran confusión en buena parte de la ciudadanía, cosa que no es explicable a estas alturas. Al hablar de evolución darwinista son muchos quienes creen que se habla de evolución cultural, y no tiene nada que ver. De hecho, en una civilización avanzada en el terreno ético, es de esperar que no haya evolución biológica humana, pues las leyes tienden a amparar cualquiera desviaciones o taras fenotípicas, las cuales, en circunstancia ambientales o sociales hostiles, impediría al individuo llegar a reproducirse.
Cabe suponer que si el ser humano es tan inteligente (respecto del resto del reino animal), ello es debido a que nuestros antepasados adánicos fueron implacables con los menos dotados. La mayor hostilidad y dificultad para sobrevivir no procedía de la madre selva (y ya es decir), sino de los mismos congéneres. Los seres humanos compitieron en astucia y capacidad de predicción social. ¿Qué hará mi vecino? ¿Cómo me atacará la tribu más cercana? ¿Cómo conquistaré a esa mujer antes de que otro se me adelante? ¿Podré engañar a éste que quiere comerciar conmigo?... Esa competitividad social no ha desaparecido, pero quienes hoy “fracasan” en nuestras sociedades no se quedan por el camino en términos genéticos, ni mueren prematuramente (salvo excepciones): se reproducen tanto o más que los mejor dotados. En realidad, la evolución cultural es, en este sentido, un freno a la evolución biológica.

Saludos.

Iñigo dijo...

Hola Raus, bienvenido.

Has dado con un tema que es de una importancia mayuscula en lo que va a suponer la deriva de la civilizacion occidental, que es la disminucion de la inteligencia media de la poblacion. La falta de ella esta vinculada a incrementos en los niveles de delincuencia, caidas en el desarrollo economico y en el numero de especialistas. Una sociedad democratica moderna se vuelve cada vez mas insostenible segun el deterioro cognitivo de sus habitantes, reduciendose paulatinamente los niveles de seguridad y libertades, la modernidad de las organizaciones, la aplicacion de la tecnica y el estatus economico progresivamente. Hasta alcanzar una cota inferior donde nuevas formas de seleccion (hambre, vida de guerrilla...), pongan freno a la caida.

Es un hecho sociologico occidental que existe correlacion inversa entre IQ y numero de hijos, sobre todo entre las mujeres, lo cual en un entorno de estado de bienestar tiene una consecuencia evidente.

Un problema particular que no tiene soluciones comodas y que deja camino abierto a numerosos planteamientos sobre el futuro.

De todos tengo cierta esperanza en que el desarrollo de la ingenieria genetica permita al ser humano superar cotas que en la practica dulce de la politica estan limitadas, eliminando las taras geneticas que innevitablemente se acumulan con el desarrollo de la medicina y mejorando las capacidades generales del ser humano.

Saludos